Tratamiento adelgazante: La cavitación


La cavitación se trata de un aparato de ultrasonido que ayuda a disolver la grasa localizada debido al calor desprendido por el aparato, rompe las membranas de los adipocitos, convierte la grasa sólida en grasa líquida y arrastra esta grasa al torrente circulatorio.

Los ultrasonidos como los que emite este aparato son capaces de penetrar en el tejido a una profundidad de hasta 5 centímetros, con lo cual está muy indicado para personas que tienen la grasa muy localizada en alguna parte del cuerpo. Es algo parecido a la liposucción porque “vacía” de grasa los tejidos.

Este tratamiento esta  indicado  para zonas como el abdomen, en donde suele a haber cúmulos de grasa, las chaparreras, la cadera (una de las zonas más solicitadas) recomendamos que la persona haga ejercicio y ayude a drenar. Solo se puede hacer una vez en semana y se recomienda hacer unas 5 ó 6 sesiones para que los efectos sean más duraderos.

Con la cavitación se mejora el tono y la elasticidad de la piel, remodela la figura después de varias sesiones y reduce la celulitis y la piel de naranja. También activa la circulación de la sangre y ayuda al drenaje de líquidos.

22 Comments

Add a Comment