Trucos en la botella: Decifra las etiquetas de los productos


¿Cuáles son los criterios en los que te basas para adquirir tus productos de belleza? ¿Lees las etiquetas? En cosmetología se utilizan términos como “libre de fragancia” o “hipoalergénico“, sin embargo, la falta de regulación provoca que algunas marcas te den sus propias interpretaciones

Las etiquetas son un buen punto de referencia, aprende a descifrarlas, conoce su significado y apóyate en esta guía para hacer una mejor elección de tus productos.

Dermatológicamente Probado

Tú crees que: un especialista probó el producto y por lo tanto no causa problemas en la piel.

La realidad es: las casas de belleza evalúan con dermatólogos la eficacia de sus marcas, sin embargo los resultados pueden variar al haber sido probados en ciertos tipos de raza (no necesariamente la latina). Marcas como La Roche-Posay, L’Oréal y Darphin además, realizan pruebas en una amplia variedad de mujeres alrededor del mundo.

Hipoalergénico

Tú crees que: no causa reacción alérgica.

La realidad es: ninguna marca de cosméticos reconocida sacaría al mercado un producto que causara esta reacción. Sin embargo, si eres una persona de piel muy sensible a ciertos ingredientes, mejor utiliza marcas como Clinique o Dove que evitan usar todo tipo de alergenos en sus fórmulas. Clinique por ejemplo, emplea el término “sometido a pruebas de alergia”, lo que te garantiza que cada fórmula se aplica 12 veces a 600 personas, y si alguna de ellas produce una alteración, por muy pequeña que sea, el cosmético no se lanza al mercado y se generan nuevos estudios.

Libre de Fragancias

Tú crees que: como no contiene perfumes ni fragancias, no huele ni tampoco irrita la piel.

La realidad es: no agregan escencias, lo que reduce la posibilidad de irritar las pieles sensibles. El aroma que percibes es el de los ingredientes utilizado. En otros casos puedes encontrar el térmmo “unscented” (sin olor) y por lo general, corresponde a cosméticos con función medional o dermatológica (detectas un olor poco agradable). Sin embargo, ninguno de estos términos está regulado por la FDA (Food and Drug Administration) En realidad no existen productos 100% libres de aromas, todos tienen un olor ligeramente perceptible.

No Comodogénico

Tú crees que: no tapa los poros, no saca barros ni espinillas, por lo tanto es para pieles con tendencia al acné.

La realidad es: se han probado en voluntarios de pieles muy grasas y en la parte interna de las orejas de los conejos, ya que tienen una reacción parecida a la de nuestra piel. Cabe señalar que no existen productos “no comodogénicos” para los diferentes tipos de piel, ya que éstas varían extensamente. Antes de adquirirlo pide una muestra y aplícalo en tu cutis para ver su reacción. Si eres propensa al acné opta por el “no acegénico”, que determina que las pruebas se realizaron en personas que tienen el cutis graso y que no se experimentó con animales, pues muchos resultados no serán exactos da que la plel de los conejos es diferente a la nuestra.

Add a Comment