¿Tu amor lo puede cambiar?


Cuando te llega el amor sientes que él es perfecto, no le duele nada, no le falla nada… pero claro, con el tiempo, te das cuenta de que el príncipe en cuestión sí tiene defectos. Sin embargo, eso no es lo peor del caso, la verdadera bronca empieza cuando crees que tú, con todo tu amor podrás hacer que cambie. ¡Checa si vas bien o te regresas!

Defecto: Infiel

  • Lo que puedes esperar: Si ya te engañó una vez, por más que te haya llorado, pedido perdón y rogado, seguramente te lo volverá a hacer, pues sabe que lo volverás a perdonar.
  • ¿Lo puedes cambiar? Ni lo intentes. No lo vas a poder cambiar. Si cortas por lo sano con él, es más fácil que recapacite y cambie en sus próximas relaciones a que lo haga si le das otra oportunidad.

Defecto: Coqueto

  • Lo que puedes esperar: Es distinto al infiel, ya que éste es un chavo al que le encanta gustarle a las chicas porque estimula su ego, pero no significa que te vaya a poner el cuerno.
  • ¿Lo puedes cambiar? Lo primero es hablar con él y decirle que hay varias niñas que se mueren por él cuando les sonríe y eso no te gusta. Si no te entiende, le puedes dar una cucharada de su propio chocolate y coquetear con otros chavos, ¡para que vea lo que se siente! Ahora que, si a él no le importa, o lo aceptas tal cual es o te despides cordialmente.

Defecto: Impuntual

  • Lo que puedes esperar: Poco a poco acabará con tu paciencia. Si tú eres muy puntual, te hará pasar muchos corajes, pero puedes “entender” sus horarios y decirle que pase por ti a las 5 (para que llegue a las 7 en punto).
  • ¿Lo puedes cambiar? Primero debes hablar con él, pero si no te hace caso, te proponemos que cuando te invite a ver uno de sus partidos favoritos de fut y llegue por ti, ¡tú lo hagas esperar! Verás que aprenderá a leer mejor el reloj.

Defecto: Celoso

  • Lo que puedes esperar: Posesivo y muy inseguro de sí mismo y de su relación.
  • ¿Lo puedes cambiar? Si el problema es que sólo es algo inseguro, es posible que cambie si le haces saber que le eres fiel y que para ti no hay ningún otro chavo como él. Sin embargo, si el chico sufre de celos enfermizos, olvídalo, jamás cambiará… y la verdad, un hombre así no vale la pena.

Defecto: Antidetallista y anticaballeroso

  • Lo que puedes esperar: Cree que llevarte flores es una cursilería y que la liberación femenina implica liberarnos de los detalles (¡qué equivocado está!).
  • ¿Lo puedes cambiar? Aplica esta táctica: Espera a que tu galán te abra la puerta del coche y si no lo hace, quédate ahí hasta que él regrese por ti, obligándolo a abrirte; o puedes quedarte parada hasta que te jale la silla, etc.

Defecto: Olvidadizo

  • Lo que puedes esperar: Una muy mala memoria. Te puede dejar plantada u olvidar por completo su aniversario, por ejemplo.
  • ¿Lo puedes cambiar? Para empezar, regálale una agenda y unas pastillitas naturistas para la memoria. El que lo pongas a prueba como para un examen también puede ayudar: “A ver, ¿qué día es hoy? ¿Qué pasará en una semana? ¿Te acuerdas a qué hora debes ir por mí mañana?”.

Add a Comment