Tu bolsa, ¿una linda enemiga?


Uno de los accesorios favoritos de nosotras las chicas es ¡la bolsa! Y no sólo porque le da el toque chic a nuestro outfit, sino porque en ella podemos meter ¡hasta el molcajete!. Pero lo que seguramente no habías tomado en cuenta es que todo ese peso que cargas -muchas veces innecesario- puede ocasionarte daños como malestares en cuello y rodillas, hasta lesiones en manos, dedos y vértebras.

Así que para evitarte estos problemas, sigue estos consejos:

  • ¡Limpieza profunda! A ver, no todos esos 5 lipsticks, 2 delineadores, 20 sombras y 3 espejos que están en tu bolsa los usas el mismo día ¿verdad?, entonces ¿por qué los cargas? No lleves cosas que no sean necesarias, depura tu bolsa y ¡saca lo que no te sirve!
  • Aguas con los kilos de más: Lo ideal es que tu bolsa pese menos de 1 kilo. Para saber si está “pasada” de peso, ponla en una báscula y cada kilo que registres multiplícalo por 10; el resultado te indica el peso extra que soporta tu espalda.
  • ¿Maxi o mini? Se trata de no exagerar con el tamaño, por lo que procura siempre elegir bolsas de acuerdo con tu estatura. La medida promedio es de 35 cm de ancho por 20 cm de alto.
  • Cargar tiene su chiste: Lleva tu bolsa justo en medio de tu hombro y cárgala alternadamente, es decir, primero de un lado y luego del otro; además, evita cargarla con los dedos de las manos.
  • No te vayas de lado: Es común ver que las chicas caminan inclinándose hacia el lado donde llevan su bolsa; sin embargo, la postura ideal es alinear la cabeza con el cuello, erguir el pecho sin provocar tensiones, llevar el abdomen plano y relajado y mantener las curvas naturales de la columna.

One Response

Add a Comment