Un ejercicio básico: Saltar la cuerda.



Hacerlo apropiadamente es esencial si quieres obtener todos los beneficios de este ejercicio, incluyendo resistencia cardiovascular (saltar la cuerda puede ser una actividad tan intensa como trotar); aumento de la velocidad, coordinación y agilidad (lo cual puede elevar tu rendimiento en otros deportes); y gasto calórico (si pesas 59 kilos y saltas 110 veces por minuto, ¡quemarás 220 calorias en 20 minutos).  Sigue los consejos.

  • Usa zapatillas especiales diseñadas para ejercicios aeróbicos o entrenamientos múltiples, pero no para correr.
  • Salta sobre una superficie suave y flexible, como un piso de madera,
  • Dale vueltas a la cuerda moviendo sólo tus muñecas. Los hombros y la parte superior de los brazos deben permanecer casi inmóviles.
  • Manten los codos flexionados y cerca de tu cuerpo; tus manos al mismo nivel de tus caderas con las palmas hacia delante.
  • Salta sólo lo suficiente (cerca de 2.54 cm) para que la cuerda pase por debajode tus pies. Impúlsate y cae sobre la parte delantera de éstos.

Saltar la cuerda es uno de los ejercicios más completos para mantener la figura. Es simple, barato, divertido y bien hecho, da buenos resultados

Add a Comment