Un tono de sombra dependiendo de la ocasión


sombras

  • Para ir a trabajar: Para un look  sencillo y natural, basta con recurrir a los tonos nude o naturales, como los marrones, beiges y terracotas suaves, justo aquellos más similares al tono natural de tu piel.
  • Para una cita tarde-noche: Si quieres subir un poco la intensidad, se pueden emplear los tonos azules, rosas o verdes, pero usados con mucha delicadeza, para que sean sólo notas de color sobre el párpado superior y siempre teniendo en cuenta la armonía cromática con el resto del maquillaje.
  • Para un look de fiesta: Se recomienda una de las tendencias de esta temporada, los ojos ahumados. Ahora el ojo ahumado está muy de moda, pero combinado con colores (marrones, beiges, azules, incluso, rosas), no sólo el negro y el gris.

Un truco:

  • Aplica la sombra con un pincel adecuado, retirando siempre el exceso de producto antes de extenderlo sobre la piel. Así mismo, aplica el color de menos a más, según se requiera. De esta manera evitaremos excesos y errores difíciles de arreglar.
  • Cuando uses sombras en polvo, recomiendo aplicar una capa de polvos sueltos justo bajo los ojos. De esta manera protegemos la base de los restos de sombra que pueden caer al aplicarla en los párpados. Una vez hayamos terminado de poner el color, retiramos la capa de polvos con una brocha.

Add a Comment