Una piel libre de vellos enterrados.


Los vellos enterrados pueden convertirse en una verdadera molestia. Aparte de lo molestos que son, cuesta un buen eliminarlos.

Pero para que eso no vuelva a sucederte es necesario que exfolies una vez por semana las zonas donde se forman (por lo regular es en las piernas o en la zona del bikini).

Para que “barras” con las células muertas que los mantienen aprisionados. Tú misma puedes preparar un buen exfoliante natural

Mezcla 1/2 taza de yogur con 1 rebanada de papaya hasta formar una papilla, unta sobre todo tu cuerpo y masajea circularmente. Después de 5 minutos lava con agua tibia y notarás la diferencia.

Add a Comment