Unificar la piel del rostro


colorpiel

Cualquier maquillador de pasarela, te diría siempre que unificar la piel es uno de los pasos ineludibles si quieres conseguir un maquillaje perfecto, más allá de colores o de tendencias. Por eso, tienes que tener claros los trucos básicos para aplicarlo. El primer paso: el fondo de maquillaje debe aplicarse sobre una piel perfectamente limpia e hidratada. Así, una primera recomendación es que esperes unos minutos entre la aplicación de la crema y del fondo de maquillaje.

No olvides que
Hay que agitar bien el fondo de maquillaje antes de su aplicación y que es preferible comenzar con menos cantidad de base de maquillaje de la necesaria.

¿Dónde aplicarlo?
Se aplica una pequeña cantidad de fondo sobre la frente, las aletas de la nariz, los pómulos y la barbilla. Se extiende en movimientos de alisado del centro del rostro hacia el exterior, difuminándolo muy bien hacia el cuello para que no haya cortes ni de textura ni de color.

Elegir el tono
El tono de fondo debe ser lo más parecido al tono natural de la piel, observándola a la luz del día. No hay que olvidar que los colores demasiado claros dan un aspecto artificial y los oscuros envejecen. El fondo debe ser como una segunda piel, y son los labios y el colorete los que proporcionan color al rostro.

One Response

Add a Comment