Vestidos blancos para el verano.


La pureza se hace con nuestros vestidos de verano bañándolos de blanco: la sofisticación de Marchesa y Carolina Herrera se contrapone a los etéreos diseños de Calvin Klein.

La moda ibicenca queda plasmada por las propuestas de Chloé, que presenta livianos vestidos largos con múltiples volantes, optando Chanel por el crochet para dar a sus diseños un toque más campestre.

El blanco quirúrgico de Gucci, el blanco roto de Jil Sander o las transparencias blanquecinas de Versace dictan que el color del verano, junto con el nude, es el blanco.


One Response

Add a Comment