Vinoterapia casera.



El vino también tiene fines terapéuticos y de belleza. Hay quienes utilizan los residuos de la producción o distintos tipos de uvas antes de fermentar.

Se dice que en los tiempos del rey  Luis XIV, las mujeres lo usaban en mascarillas para tener la  piel más bonita.

En la actualidad hay muchos spas  que ofrecen estos tratamientos, sin embargo, en 15 minutos puedes disfrutar de un tratamiento que humecta  y elimina toxinas en la comodidad de tu casa.

Receta: Vierte en tu tina 4 tazas de vino tinto y una taza de miel. Mezcla bien con el agua calientita. Sumérgete relájate y ‘ disfruta.

Add a Comment