Yoga para niños


yoga-para-ninos.jpg Una práctica milenaria que se traduce en grandes beneficios para el cuerpo, la mente y el espíritu, y si se trata de niños los resultados son sorprendentes en todos los sentidos.

El yoga es una disciplina multitudinaria, pues significa la unión de cuerpo, mente y espíritu. Quienes lo practican pueden constatar los beneficios que conlleva en todos los niveles.

YOGA PARA LOS NIÑOS

Los niños tienen necesidades diferentes a las de los adultos, por esta razón su práctica del yoga debe ser distinta, ya que por su edad se les debe impartir la disciplina desde otra perspectiva en la que se utilizarán elementos de acuerdo a su edad y sus inquietudes. El niño va a aprender a hacer yoga a través del juego, por eso es que utilizamos herramientas como pelotas, globos y listones que nos ayudan a que pasen un momento agradable.

LOS BENEFICIOS

Logran objetivos que le aportarán al niño una gran cantidad de beneficios. El yoga libera tensiones. Al mismo tiempo lo relaja y lo llena de energía, aprende a concentrarse y a crecer sin miedos, a compartir, a ser tolerante, a respetar y a controlar su cuerpo, es muy recomendable para aquellos pequeños que son hiperactivos, ya que su conducta se modifica a través de las posturas que realizan y que son impartidas por medio de cuentos y relatos para que entiendan de lo que se trata cada una de ellas. Cada niño aprende que tiene un maestro interior, lo cual les permite alcanzar un grado de concentración que es impresionante, se regulan su sistema glandular, así como el linfático, el digestivo y el cardiovascular.

CUÁNDO HAY QUE EMPEZAR

Es recomendable que comiencen a partir desde los cuatro años, hasta los 12. La clase es totalmente dinámica y se despierta su creatividad. Los niños que practican yoga crecen más seguros de sí mismos, son seres respetuosos, que aprenden a trabajar en silencio, que saben convivir con los demás y a crear una conciencia universal.

Add a Comment